La pregunta curiosa

Los alumnos plantearán preguntas curiosas a las que tendrán que buscar respuestas.
Es una manera divertida de aprender más allá de los contenidos curriculares.
Esta es la primera que se han planteado:

¿Por qué cuando comemos picante lloramos, sudamos y nos ponemos rojos?

El picante tiene unos compuestos químicos conocidos como Capsaicinoides, que genera irritación en los mamíferos cuando estimulan los receptores (TRPV1) del calor y dolor de la epidermis, estos receptores envían señales a nuestro cerebro. Y éste "engañado", cree que la temperatura del cuerpo se está elevando peligrosamente y pone en marcha los mecanismos para evitarlo, entre ellos está el lagrimeo, el sudor, la dilatación de los vasos sanguíneos (rubor), etc...

Para aliviar los efectos, en vez de agua tomaremos productos lácteos fríos, la grasa y el aceite de los productos lácteos disuelven la capsaicina.